Hengstenberg

De lo bueno, lo mejor. Desde 1876.

Más sobre Hengstenberg

 

Como empresa familiar, asumimos la responsabilidad. Por convicción

Desde hace más de 140 años, el nombre Hengstenberg es sinónimo de buen gusto, auténtico placer y máxima calidad. No sólo en nuestra patria, Alemania, somos conocidos y populares – quizá hasta un poco famosos – por el chucrut, la col lombarda, el vinagre, los pepinillos y muchas otras deliciosas especialidades. Nuestra afirmación: refinamos pocas pero buenas materias primas e ingredientes para obtener el mejor producto. Este es precisamente el lema de la marca Hengstenberg: De lo bueno, lo mejor. Desde 1876.

 

Nos gusta ser parte de ella, desde hace muchas generaciones

Cada vez que se utiliza uno de nuestros productos, sabemos que hay una familia que se reúne, amigos que se encuentran o alguien que disfruta tranquilamente de una deliciosa comida. Estamos orgullosos de que tantos clientes hayan acudido a Hengstenberg una y otra vez durante tantas generaciones y hayan depositado su confianza en nosotros.

Leute sitzen an einem Tisch und essen

Hengstenberg: El nombre es una promesa de tradición e innovación

Hacemos honor a nuestro nombre: como empresa familiar dirigida por sus propietarios de generación en generación junto con más de 500 empleados en la actualidad. Sin embargo, no nos escondemos detrás del nombre Hengstenberg. La tradición es muy importante para nosotros, pero también somos curiosos, al igual que nuestros clientes, que buscan constantemente nuevos placeres. Por eso seguimos desarrollando nuestros productos de forma innovadora, porque solo el que encuentra lo mejor puede hacer lo mejor con ello.

Kohl auf dem Feld

Prestamos atención a la calidad y a la colaboración entre todos.

Dado que comer y beber son necesidades básicas, prestamos especial atención a la más alta calidad, desde el cultivo sostenible de materias primas hasta el procesamiento cuidadoso de nuestros productos naturales. Teniendo en cuenta el panorama general, adaptamos cada paso de la producción a las exigencias del momento. La fuerza innovadora es una de nuestras recetas para el éxito. Lo que nos hace fuertes en este sentido: empleados apasionados con amplia experiencia y conocimientos, una cultura empresarial respetuosa y agricultores por contrato con los que trabajamos en colaboración desde hace muchos años. Esta combinación única da como resultado la alta calidad constante de los productos de Hengstenberg.

Essiganlieferung in Esslingen im Jahr 1906

Empresa familiar con tradición: Envío de vinagre desde Esslingen en 1906

 

De lo bueno, lo mejor. Desde 1876.

Hace más de 140 años, Richard Alfried Hengstenberg fundó aquí la empresa Hengstenberg. Y desde entonces, el nombre Hengstenberg es sinónimo de buen gusto, auténtico placer y máxima calidad. Desde los comienzos y los años fundacionales, pasando por el camino hacia el éxito como fabricante de productos de marca, hasta llegar a la modernidad con un claro compromiso con nuestras raíces, aquí podrá conocer nuestra historia.

Seit 1876 Firmensitz von Hengstenberg

Esslingen am Neckar

 

Producción sostenible «Made in Germany»

La historia de Hengstenberg comenzó en 1876 en Esslingen am Neckar, en el estado federado de Baden-Württemberg. Nuestra sede central ha estado allí desde entonces. E incluso ahora, que exportamos a todo el mundo: Alemania sigue siendo nuestro hogar, seguimos siendo fieles a nuestras raíces.

Gurken made in Germany

Por eso apostamos por la producción Made in Germany, por ejemplo, con nuestros pepinillos de las marcas KNAX y STICKSi. Y nuestro chucrut y col lombarda Mildessa provienen de la agricultura sostenible por contrato. Hacemos esto porque, como empresa familiar, sentimos una obligación especial con la gente de aquí. Y porque sabemos que así es como se crean los mejores productos.

Eso se percibe en el sabor. Siempre algo nuevo.

 
Steffen und Philipp Hengstenberg

Steffen y Philipp Hengstenberg dirigen la compañía.