Sándwich de remolacha con queso feta gratinado y rúcula

Ligero y sabroso: Este sándwich vegetariano es el bocadillo perfecto para la pausa.

El sándwich Reuben de Nueva York es una verdadera especialidad de la metrópoli estadounidense. Si no tiene mucho tiempo –ni ganas de encender la parrilla– debería probar este sándwich vegetariano. La característica especial: la combinación de remolacha de sabor fuerte y terroso, el ligero sabor picante de la rúcula y el cremoso feta griego entre dos rebanadas de pan crujiente.
Eso ya es apetitoso, pero ¿no falta algo? ¿Tal vez un aderezo? ¡Claro que sí! Hemos elegido una vinagreta a base de vinagre de manzana, aceite de oliva, mostaza dulce y miel. Simplemente se unta en el pan, y ya está.

RECETAS

Sándwich de remolacha con queso feta gratinado y rúcula

Ingredientes para 4 personas

  • 8 rebanadas de pan
  • 200 g de queso feta
  • 1 cucharada de vinagre de manzana Hengstenberg
  • 1 cucharadita de mostaza dulce
  • 1 cucharaditas de miel
  • 50 g de rúcula
  • 1 frasco de ensalada de remolacha de Hengstenberg (370 ml)
  • Aceite de oliva, sal y pimienta
Valores nutricionales por ración
  • pro Person kJ 1494 / kcal 357

  1. #Verduras encurtidas

  2. #Vegetariano

  3. #Sándwiches, envolturas y hamburguesas

Sándwich de remolacha con queso feta gratinado y rúcula

Ligero y sabroso: Este sándwich vegetariano es el bocadillo perfecto para la pausa.

El sándwich Reuben de Nueva York es una verdadera especialidad de la metrópoli estadounidense. Si no tiene mucho tiempo –ni ganas de encender la parrilla– debería probar este sándwich vegetariano. La característica especial: la combinación de remolacha de sabor fuerte y terroso, el ligero sabor picante de la rúcula y el cremoso feta griego entre dos rebanadas de pan crujiente.
Eso ya es apetitoso, pero ¿no falta algo? ¿Tal vez un aderezo? ¡Claro que sí! Hemos elegido una vinagreta a base de vinagre de manzana, aceite de oliva, mostaza dulce y miel. Simplemente se unta en el pan, y ya está.

Paso 1: El principio

Lave y seque la rúcula. Escurra las rodajas de remolacha (4 ó 5 rodajas por sándwich). Tenga listos todos los demás ingredientes para el sándwich. Precaliente el horno a 200°C (calor superior e inferior).

Paso 2: Preparar el aderezo

Eche en un pozuelo pequeño los ingredientes del aderezo en el siguiente orden: mostaza dulce, miel, un poco de sal y pimienta y el vinagre de manzana. Mezcle con el batidor. A continuación, añada unas 3 cucharadas de aceite de oliva y mezcle todos los ingredientes uniformemente.

Paso 3: Gratinar el feta

Coloque una hoja de papel de hornear en una bandeja para hornear y desmenuce el Feta encima. Luego déjelo gratinar durante 15 a 20 minutos en el horno precalentado.
Consejo: Si tiene prisa, no tiene que gratinar el feta en el horno. Solo tiene que desmenuzarlo en un plato.

Paso 4: Tostar el pan

Caliente un poco de aceite de oliva en una sartén y tueste el pan por ambos lados hasta que esté crujiente.

Paso 5: El toque final

Unte el aderezo sobre una rebanada de pan y cúbralo con rúcula, remolacha y feta. Finalmente, cúbralo con una rebanada de pan. Ya está.

Ensalada de remolacha refinada con vinagre de vino tinto | Hengstenberg
Verduras encurtidas